Hola,
Para cualquier consulta o para contratar, estamos a tu disposición

llámanos
900 835 840
Lunes a viernes: 8:00 a 18:00 horas Sábados 9:00 a 13:00

600 945 6255
Lunes a viernes de 09:00 a 18:30

¿Se prestan los audífonos?

Los audífonos son un artículo imprescindible para aquellas personas con alteraciones auditivas pero, ¿pueden compartirse con otras personas o son exclusivos para cada paciente?

Aunque creamos que se da por hecho, no todas las personas saben que un audífono es un artículo único y personal. Los aparatos auditivos que sirven de ayuda para las personas con alteraciones auditivas son considerados productos sanitarios y, por lo tanto, exclusivos para cada paciente.

¿Sabes por qué no pueden prestarse los audífonos?

Un audífono es un producto sanitario regulado por Sanidad. Por lo que, al igual que no prestamos un cepillo de dientes o una prótesis dental tampoco conviene usar los audífonos de otra persona. Las autoridades sanitarias desaconsejan usar los audífonos de otra persona.

Los audífonos están en permanente contacto con el oído y con la higiene de cada persona. Llevan, además, un control sanitario y un protocolo con los que adquieren el cariz de producto exclusivo. Cada aparato auditivo pasa unos controles de seguridad y un proceso de evaluación para que cumplan con su función, la de mejorar la audición. Si no es así, estaremos hablando de los llamados “falsos audífonos” no regulados ni homologados o de amplificadores de sonido que no conviene confundir con los audífonos.

Las alteraciones auditivas en los pacientes son totalmente diferentes. Tanto es así que un audífono no funciona igual en dos personas diferentes. Las pérdidas auditivas o los grados de sordera nunca son iguales y por ello existen diferentes modelos de audífonos:

-Audífonos retroauriculares. Dirigidos principalmente a niños con pérdida auditiva. En la etapa de crecimiento el oído modifica su forma y resulta muy sencillo adaptar los audífonos retroauriculares a la medida del canal auditivo. También son recomendables en caso de mucha acumulación de cera en el oído por la facilidad de limpieza de este tipo de aparato.

-Audífonos intracanales a medida son la opción más discreta y más moderna para las personas con un problema auditivo moderado o leve.

-Y los moldes para audífonos. En los últimos años se ha avanzado mucho en el campo de la audición. Tanto es así que existe una extensa variedad de moldes para audífonos dirigidos a los diferentes tipos de pérdida auditiva. Cada molde debe ajustarse a la medida del oído e ir adaptándose según el tamaño de la oreja.

Conviene acudir siempre a profesionales en la audición y no olvidar que no sólo importa el precio del audífono. Ambas partes forman un tándem perfecto: el audioprotesista valora el grado de pérdida auditiva del paciente y aconseja y adapta el audífono a su problema auditivo.  

Los primeros días con un audífono son algo difíciles, pero la verdad es que se trata de un proceso de lo más común y en Audifón lo saben. Si tu audición empieza a fallar, visita sus centros auditivos de toda España y revisa la salud de tu oído. ¡Tu audición es lo primero!